Tarta Tatín

  Imprimir Receta 

Postres  |  Pñscal Fresh Rosado de Aguja

La "Tatin" es una curiosa forma de preparar tartas muy apropiada para aquellos que somos malos reposteros, porque se hace al revés, poniendo la masa encima de la fruta y dándole la vuelta cuando está hecha. Por eso en Francia también se llama "Tarte renversée" , o sea, volcada o dada la vuelta.

Ingredientes

  • 1 kg. de manzanas
  • 300 grs. de pasta quebrada (brisé)
  • 80 grs. de mantequilla
  • 100 grs. de azúcar

Elaboración

Lavamos bien las manzanas, las partimos en cuatro y las dejamos en un bol con agua acidulada de limón.

La pasta quebrada se puede comprar ya preparada o hacer en la turmix porque es sencilla: 250 grs. de harina, 100grs de azúcar, 150 grs. de mantequilla blanda, una cucharadita de sal, 2 yemas de huevo y dos o tres cucharadas de agua. Se remueve en la turmix, se hace una bola y se deja enfriar un par de horas en la nevera, luego se estira con el rodillo sin apenas trabajarla ya que la gracia consiste en su tacto algo basto.

En la bandeja o molde, se pone el azúcar con la mantequilla y se pone al fuego hasta que tome un color dorado, se deja enfriar y se colocan encima los cuartos de manzana con la piel tocando el caramelo y haciendo como una espiral que cubra todo el fondo.

Con la masa se cubren las frutas y los bordes se meten hacia abajo, luego se pincha toda la masa con un tenedor para que salga el vapor durante la cocción y se mete a horno fuerte durante unos 20 minutos o media hora, hasta que se vea que la pasta está completamente dorada y empieza ya tostarse.

Cuando esté lista se saca y se deja reposar hasta que veamos que podemos manipularla. Entonces le damos la vuelta al molde para que caiga sobre la fuente de servicio.

En Francia se sirve caliente y acompañada de nata líquida muy fría.

Maridaje

Esta tarta es tan deliciosa que, a pesar de ser poco goloso, yo he llegado a comerla de primer plato. En ese caso, o si se toma de merienda, el Rosado Pñascal [fresh], puede ser un buen acompañamiento, porque resulta afrutado, con ese puntito de gas tan refrescante y su baja graduación alcohólica que lo convierte casi en un refresco. Además, con ese aroma de frambuesas y esos cítricos, como la tarta es más dulce, el vino resultará más seco y hará mejor contraste.


  • Imagen
 

Volver al listado de recetas